Daniel Bas 
Arquitectura


Casa SS Madrid.
300 m2 
Calificación energética “A” . 28,02 kwh/m2 año.




Esta casa responde de una manera muy clara y estratégica a unas condiciones complejas. Una casa grande que se sienta compacta, en la que se den la privacidad y la comunidad, vistas a norte y soleamiento a  sur, etc.

Las necesidad y los deseos de los clientes, son en muchas ocasiones inevitablemente contradictorios, y son precisamente esas contradicciones las que alimentaron el proyecto.

La vivienda se sitúa en una parcela en esquina, expuesta a la vista desde la calle, y en el punto más alto de una urbanización, con una vista que domina el paisaje lejano. La idea de contexto en el entorno de una urbanización de calles y parcelas privadas se escapa de una aproximación naif al entorno natural.

La vivienda se contextualiza a través de la visión del paisaje lejano de la sierra norte, y se comporta como un objeto autónomo y hermético al respecto de su entorno inmediato. Se respetan todos los arboles y se procura transformar lo menos posible el terreno natural. La relación con la naturaleza se produce de manera más intensa a través de la visión lejana que desde la experiencia de lo próximo.

Se proyecta la vivienda como un objeto abstracto dominado por sus reglas internas, que se expresa al exterior de una manera críptica, preservando la intimidad de lo que sucede en el interior.

Uno de los requisitos de los clientes era que no querían sentirse dentro de una casa grande, en la que cada uno se encontrara en un lugar distinto, querían mantener la sensación de estar en el mismo lugar aunque uno estuviera cocinando y otro leyendo en la planta de arriba, o en el despacho, que sus hijos pudieran jugar y estar en la casa y no en una habitación.  La planta y la sección representan esta situación paradójica entre espacios autónomos que quieren estar conectados, espacios abiertos, pero no diáfanos.

La planta baja y la planta superior se relacionan a traves de un vacío central que ilumina toda la vivienda. Este elemento sirve para estructurar espacialmente la vivienda, para iluminarla, y como chimenea para la ventilación natural de toda la vivienda.

El lucernario es necesario para conseguir la ganancia solar justa para regular la temperatura en invierno, mientras que en verano cumple una función de ventilación. El carácter objetual de la casa proviene también de entenderla como un dispositivo de confort climático.

El espacio en la planta baja se abre en diagonal desde un espacio central a las distintas estancias, cocina, biblioteca, despacho y salón. Se busca preservar la autonomía de esas piezas sin renunciar a que esten relacionadas, un equilibrio entre un espacio abierto y diferenciar cada estancia. La generosidad en las dimensiones de ese distribuidor o eespacio disponible en planta baja favorecen la flexibilidad y la espontaneidad en el uso. Actualmente es el espacio de juego favorito de los dos hijos de la pareja.

Desde la neutralidad material de la vivienda, adquiere gran protagonismo la madera empleada en todos los elementos diseñados y producidos a medida. Estanterías, pasamanos, armarios y otros muebles se realizaron con madera rechapada con eucalipto tratado y satinado.


.

Casa SL


Madrid.
122 m2

Calificación energética A. 32,21 kwh/m2 año



La economía del encargo se traduce en una estrategía de economñia de medios, recursos y elementos. Se concentra el esfuerzo de diseño constructivo en el elemento de la cubierta, consiguiendo resolver la estructura unicamente con el cerramiento.

La cubierta se piensa como un elemento sofisticado y complejo, en el que confluye la normativa, el intercambio principal de energíuac on el exterior, los sistemas mecánicos de climattización y ventilación, y espacios auxiliares de almacenaje.

Una casa en una sola planta, de dimensiones reducidas, una normativa restrictiva y un presupuesto ajustado.

La cubierta es el elemento que media entre todas las circunstancias, necesidades y deseos que rodean el encargo.

Sujeta a la normativa en sus inclinaciones, favorece una configuración estructural tridimensional, que permite cubrir 130m2 sin apoyos interiores, apoyándose sobre el perímetro se reducen excavaciones y cimentaciones. Se simplifica la construcción y se eliminan puentes térmicos con el terreno.

Es la superficie de mayor intercambio energético entre el interior y el exterior, especialmente en una vivienda de una planta. Es por ello que se aborda como un elemento fundamental en el funcionamiento de la vivienda, incluyendo el aislamiento y la ventilación.

La cubierta en su configuración estructural posibilita la aparición de un espacio imprevisto pero deseable, un espacio con vistas a las puestas de sol de la sierra de Guadarrama.

Casa F


Madrid.
280 m2

Calificación energética A. 38,02 kwh/m2 año. 

Casa SG Sotogrande.
180 m2 


Casa DM

(en proyecto) Madrid.
150 m2
Recuperación de un modelo catalogado en una colonia histórica del municipio de Madrid. La normativa obliga a que el aspecto de la edificación se corresponda con las indicaciones del catalogo de tipologías protegidas que corresponde a la parcela.

Se proyecta una envolvente réplica que satisface el aspecto del catálogo histórico a través de una aproximación técnicamente contemporánea. La envolvente se proyecta como una coble capa asilante, una capa exterior revestida en mortero de 140 mm de espesor y una capa interior de 70 mm. Se sustituye a modo de trampantojo una construcción de muro de carga por un muro ligero de alta capacidad aislante.
Los forjados de la vivienda se proyectan como dos grandes radiadores, que cumplen una doble función, control de temperatura a traves de la refrigeración y la radiacion por un sistema de conductos, y una función de acumulación de energía a través de la inercia que corresponde a su masa.